Prostitutas buenos aires sobre las mujeres

prostitutas buenos aires sobre las mujeres

La provocadora foto de Miriam Lanzoni en malla cavada. Miriam Lanzoni hizo arder las redes con sus curvas. VeryVery hace 4 días. Información General hace 4 días. Salud hace 3 días. Barrios hace 4 días. VeryVery hace 18 horas. Sin categoría hace 19 horas. Cultura hace 19 horas. Información General hace 19 horas. Información General hace 3 días. Política hace 4 días. Cuando se quedó sin trabajo de empleada doméstica, Delia comenzó a prostituirse. Entonces asistía a reuniones y tomaba cursos para atender sexualmente a los hombres.

Le enseñaban, por ejemplo, cómo colocar un preservativo con la boca. En ese momento no me daba cuenta", sostiene Delia. Si hablamos de una relación sexual consensuada, hablamos de afecto, de calentura, deseo mutuo. Pero si te vas con cualquiera, si no sabés qué te va a pasar en esa habitación, qué te va a hacer el otro, que tiene mayor fuerza física No sabés qué te va a hacer.

Allí habla de "abolición", y la palabra no es casual. Para ella, la prostitución es equivalente a la esclavitud. No tenemos rostro, ni sentimientos, ni nada. La prostitución es una de las peores violencias contra las mujeres", asegura. Delia nació en Chaco en una familia pobre.

Analfabeta, a los 16 años se instaló en Buenos Aires. Se casó a los 19 y tuvo tres hijos. Terminó la escuela primaria y comenzó a cursar el secundario. Su esposo la golpeaba y tardó 12 años en denunciarlo por violencia de género. Cuando reflexiona se da cuenta de que su vida sin violencia empezó a los 31 años.

Tenía 41 cuando la despidieron de una de las dos casas donde trabajaba como ayudante doméstica. Estaba terminando la secundaria. Sus hijos estaban en el colegio. Faltaba un año para la crisis de y conseguir trabajo era difícil. Una conocida le ofreció prostituirse. Hoy me pregunto, tal vez. Si hubiera hecho otra cosa. Pero no me alcanzaba, no me alcanzaba", dice. Dormía por la mañana, se prostituía por la tarde, veía a sus hijos por la noche.

Al principio no les contó lo que hacía para mantenerlos. Les decía que iba a trabajar a un bar. A veces, a los propios maridos". Su situación económica mejoró. Habían pasado dos años y medio. Yo pensé que me quedaría hasta que terminara la secundaria, hasta poner el techo de mi casa. Pero después hay algo que te atrapa, que se te hace tan familiar, tan peculiar tuyo, que no podés. Que es tu trabajo. Que es tu esquina". Enfatiza con la voz el pronombre posesivo.

Y vuelve al poema. A la hora de pactar esta nota, Delia adelantó que no brindaría detalles sobre la violencia. Pero a medida que escarba, los recuerdos afloran.

Cuando llegamos a la habitación, me dice: Entonces se saca el pantalón y me muestra. Se podía ver que tenía una enfermedad. Le dije que no lo iba atender, me di vuelta para irme, pero me agarró del brazo y me dijo: Entonces le puse el preservativo, con cuidado de no tocar las heridas.

Cuando dicen que podés elegir, yo pienso: Cuando querés elegir, el tipo te agarra a la fuerza y no elegís nada". Delia todavía recuerda el dolor abdominal, de cintura, en las articulaciones después de cada tarde en la esquina. El sufrimiento no era sólo por su situación de prostitución, también por las otras. Fui testigo de muertes, de tiroteos, de abortos. Las mujeres venían a pararse en la esquina con los abortos en curso.

Es una de las peores violencias que pueden caer sobre una mujer.

Tal rigurosidad atestaba los presidios ingleses mezclando asesinos, ladrones, estafadores, borrachos, prostitutas y disidentes políticos, entre otros. La deportación a ultramar de delincuentes y elementos indeseables fue una medida efectiva para descomprimir el hacinamiento carcelario, y al mismo tiempo, un voluminoso aporte de mano de obra barata para desarrollar las nuevas colonias de ultramar.

Ocurría que los hombres y mujeres bien pensantes de la época preferían no conocer tan recónditos parajes. Las naves partían de los puertos ingleses cargadas de condenados con rumbo a las colonias de América del Norte. Cuando los criollos americanos obtuvieron su independencia los barcos pusieron rumbo a las lejanas colonias en los mares del sur: Esta es la historia de uno de esos barcos que cargado con prostitutas terminaron desembarcando en Montevideo y Buenos Aires.

En los archivos del Public Record Office, se conserva la lista de las embarcadas con sus nombres, tribunal donde fueron juzgadas, fecha y pena impuesta. De las 66 convictas registradas 55 fueron sentenciadas a 7 años de prisión, una de ellas a 14 años y las 10 restantes a prisión perpetua.

Al mismo tiempo condenaba la promiscuidad en la nave: Todo indicaba que si bien es cierto que el grado de criminalidad de la mayoría de las transportadas no era muy elevado, no sucedía lo mismo con su moral a la vista de las costumbres de la época.

Al decir del historiador George Pendle: El periodista e historiador inglés Pendle, ha logrado retratar a través de las crónicas de marinos y tripulantes de la época las vivencias en esas naves: En otro pasaje describe: Sin embargo, tales condiciones, parecían ser mejores para las mujeres que las sufridas en las prisiones.

El oficial John Black, declaró luego, que los nueve soldados franceses fueron quienes organizaron el complot. Mucho menos, las condenadas. El resto de la tripulación y soldados que no opusieron resistencia quedaron prisioneros bajo cubierta. In the twentieth century, throughout the s and s, socialists actively worked to promote greater state control of the economy and public health, so that the idea of a law about venereal diseases was not unfeasible.

The following year, the doctor Tiburcio Padilla also proposed a draft national law on the subject, but he didn't mention prostitution as its cause. From the discussion of both proposals by the Health and Social Care Comission, located in the Congress building, resulted the final version of the antivenereal prophylaxis law The purpose of this study is to analyze what circumstances led to the enactment of this law, what the doctrine says about it, and what ambiguities and controversies raised its articles.

Starting from the etymology of the word prostitution and its definition in s, we will describe the situation of prostitution in society in those days, delve into the causes that determine its existence and the consequences that led doctors and legislators to find a solution to the problem, emerging from regulatory legal system to adopt another "abolitionist" character.

Keywords ; Prostítutíon - Brothers -regulatory - abolitíonist - venereal diseases. Causas determinantes de la prostitución. El problema de la prostitución en Buenos Aires hacía Consecuencias de la prostitución. Antecedentes y proyectos sobre la ley de profilaxis antivenérea.

La palabra prostitución tiene su origen en el latín prostitutio onis que significa "acción y efecto de prostituir o prostituirse". Estado de comercio habitual de una mujer con varios hombres con el fin de lucrar o satisfacer la concupiscencia" 1.

Por lo que Flexner 2 exigía asimismo para que la hubiera, la presencia de tres elementos: Cuestiones que eran sintetizadas de manera clara y precisa por los romanos, bajo el apotegma: En la medida que ahondamos en el término observamos que no podemos dar una definición precisa, ya que las formas de prostitución no siempre fueron definitivas, y evolucionaron constantemente a través de la historia, ya sea en relación a la religión, las costumbres y las leyes, siendo una manifestación político-social caracterizada de distintas maneras.

Causas determinantes de la prostitución 5. Castaldo en su obra, describía la miseria urbana como un panorama en el que se deja ver de antemano el previsible flagelo de la prostitución, que es un hecho desencadenante del gran crecimiento de la población, de las urbes por las industrias, por lo que deduce. El motivo de la miseria, se ve poderosamente reforzado por la ignorancia y el analfabetismo, y a este respecto, es concluyente una estadística citada por el Dr.

Juan José Puente en su obra de , Prostitución , en la que " En cuanto a los factores secundarios el autor menciona los afanes de lujo en aquellas que su situación económica no permite satisfacerlos.

Otro investigador Segundo Valdano agrega otras causales en un cuadro estadístico, las cuales señala que son propias de la década de El autor interpreta que la miseria, las malas compañías y la educación se conjugan en su actuación sobre la personalidad de la mujer, para que ella, desviada o no orientada, de cómo resultado "confusión carnal", ya sea por el acto mismo o por el precio.

Lo expuesto pone de manifiesto la necesidad de estudios, la forma como los distintos factores conformadores de la personalidad modifican su resultante. La trata de personas y la explotación de la prostitución ajena son actividades que han sido encaradas por los ordenamientos legales con los siguientes criterios normativos: Existen otros criterios legislativos denominados sanitarismo, neo-reglamentarismo etc.

El Estado dicta normas tendientes a prevenir el incremento de la oferta y demanda de la prostitución. Se da importancia a medidas que tienen por objeto eliminar o atenuar los factores endógenos y exógenos que condicionan el auge de la misma. En cuanto al prohibicionismo sus postulados son inaplicables e inconducentes en orden a la paulatina disminución del meretricio. Los países civilizados cuyas legislaciones se basan en el respeto a la dignidad de las personas humanas, se orientan hacia el abolicionismo.

Reglamentarimo y abolicionismo son teorías antagonistas, pero persiguen un mismo fin, proteger un bien social: Ninguna de ellas ha dado con la solución efectiva al problema, "es que la tolerancia de los unos con medios combativos insuficientes, son irreconciliables factores para el método severo de los otros, que no admiten pugna entre la higiene y la moral, ni el consorcio directo o indirecto de los poderes con el vicio" No se puede hablar de moral donde hay soborno y explotación, donde se corrompe y extorsiona, situación que se da en el prostíbulo mal llamado industria insalubre.

De allí que la reglamentación se ha ganado su descrédito. Por lo tanto abolicionismo no es la supresión de la prostituta. Otro tanto sería pretender suprimir mediante ordenanzas y reglamentos a los infractores y delincuentes De todo lo manifestado se deducen claramente que las consecuencias de la prostitución son: El problema de la prostitución en Buenos Aires hacia El mercado laboral favorecía la participación de la mano de obra masculina, mientras que la femenina seguía engrosando el sector informal de la economía, con tareas simples no mecanizadas y mal remuneradas.

Los usos y costumbres de la época en lo atinente a normativas morales, las represiones del gozo, los modos de conformar los vínculos conyugales y el lugar asignado tradicionalmente a la mujer, nos permite aproximarnos a entender la existencia de la prostitución y su significado en la mentalidad del periodo. En existían en Buenos Aires prostíbulos autorizados, con una mujer en cada uno de acuerdo a las disposiciones municipales que reglamentaban el ejercicio de la prostitución.

El control sanitario semanal al que estaban sometidas las mujeres autorizadas no podía hacerse efectivo sobre las clandestinas, proliferando las enfermedades venéreas. En cada prostíbulo clandestino actuaban un promedio de cinco mujeres y la propaganda para atraer clientes se realizaba a través de periódicos ofreciendo servicios de "manicuras", "masajistas", etc.

Una vez cerrado, las mujeres se trasladaban a otro domicilio y reiniciaban sus actividades, proliferando de esta manera la prostitución callejera en el centro de la Ciudad, pese a la acción policial Donna Guy señala que en esta década, los extranjeros con conductas desviadas y los marginales sociales argentinos eran inaceptables para las elites gobernantes.

En consecuencia, las asociaciones de rufianes judíos 23 fueron llevadas a los tribunales y los burdeles con autorización municipal fueron abolidos por una ley nacional No obstante ello era mano de obra posible de dominar y aprovechar. Esto desato entre los rufianes agrupados o no en organizaciones, una verdadera guerra tendiente a continuar el negocio de la Zwi Migdal. Porque a quién le importa una puta. Pero las mujeres que ejercen la prostitución necesitan contarse esa mentira.

Necesitan decirse que son ellas las que eligen, las que ponen el precio, las que son libres de entrar o salir cuando les apetece…. Y se lo dicen para no sentir dolor, para negar la tortura de la que son víctimas. Yo también me sostenía diciéndome a mí misma que era una trabajadora sexual. Y me di cuenta de que yo no vendía nada, porque nada era mío.

Aun después de muerta te siguen explotando. Lo primero que hace es romper tu identidad y convertirte en un objeto de uso y abuso. Empezando por tu cuerpo. Un cuerpo es un todo, pero sin embargo una puta sólo tiene boca, vagina y ano.

Una puta no tiene clientes, porque no es un banco ni una tienda. Los que van de putas son "prostituidores". Nuestros maridos, nuestros hermanos, nuestros jueces, nuestros políticos, nuestros sacerdotes… Todo tipo de hombres. Cuando eres puta, tu cuerpo no te pertenece, ni siquiera después de muerta".

Sí, tengo un hijo de 21 años que nació años después de que dejara la prostitución. Cuando era puta lo que tuve fue cinco abortos. Pero trabajo para que esa rabia sea combustible para seguir peleando y pensando en la sociedad.

Prostitutas buenos aires sobre las mujeres -

La Argentina no puede constituir una excepción 77 ". El humor emerge en medio de una nueva crisis por la falta de reducción del peso del Estado en el presupuesto. Esto desato entre los rufianes agrupados o no en organizaciones, una verdadera guerra tendiente a continuar el negocio de la Zwi Migdal. Entonces muchos chicos en los boliches negocian: Delia todavía recuerda el dolor abdominal, de cintura, en las articulaciones después de cada tarde en la esquina. Fui testigo de muertes, de tiroteos, de abortos. Le enseñaban, por ejemplo, cómo colocar un preservativo con la boca. Por su cuerpo pasaban unos ocho desconocidos por día. Al mismo tiempo condenaba la promiscuidad en la nave: Cuando dicen que podés elegir, yo pienso:

0 thoughts on “Prostitutas buenos aires sobre las mujeres

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *